No soy nada supersticioso. Afortunadamente. Por eso, puedo permitirme llevar un jersey como este amarillo, que adquirí hace unas semanas en Zalando Privé, incluso en los fechas más señaladas de mi calendario. El otro día, decidí ponérmelo para acudir a una jornada de desfiles en  la Mercedes