El estilo ‘college’ o la tendencia de otoño que sí puede llevarse a diario

Todo apunta a que esta temporada de otoño/invierno volveremos a la universidad o a los días de colegio mayor, al menos en lo que a ropa y estilo se refiere. Lo haremos a través de la tendencia varsity o college que propone la moda otoñal y las colecciones de firmas especializadas y prescriptoras como Scotta 1985, Martinelli y Polo Club.
Esta manera de vestir remite a los uniformes de colegio propiamente dichos y en las prendas que los estudiantes universitarios – en su mayoría, británicos y estadounidenses – lucían en su día a día. Hablamos de sitios como Oxford, Yale, Berkeley y compañía, cuyo uniforme – sudaderas, polos, camisas… – ya inspiró a musas de la historia de la moda como Diana de Gales o Rachel Green (de ‘Friends’).
Marcas como Polo Club le han dedicado a esta forma de vestir toda una cápsula de temporada, formada por camisetas, sudaderas con capucha, polos y pantalones joggers realizados en colores neutros… En estas prendas, “los famosos escudos académicos se licencian ‘cum laude’ como detalle protagonista de los diseños”, alegan.

Desde Scotta 1985 también apuestan firmemente por las camisas – ya sean lisas o de cuadros – para construir esta estética.

El calzado colegial por excelencia lo podremos encontrar en la firma Martinelli. Los náuticos de toda la vida y las tradicionales sneakers blancas se reinventan a través de varias fórmulas para postularse como dos de los zapatos estrella de la temporada.

No hay look que siga esta tendencia y no incorpore un reloj, como esta pieza de la nueva línea masculina de Customima que además, es personalizable.

Estas propuestas se caracterizan por su versatilidad, su estilo deportivo y por lo fácil que resulta combinarlas entre sí – camisa y sudadera, polo y jersey… En ese sentido, seguimos hablando de vestir de uniforme, sí, pero de forma libre y estilosa. Y es que con esta estética college o varsity es posible crear conjuntos aptos para el día a día: ir a la oficina, salir de recados, acudir a una cena…
Es toda una oda al clásico estilo universitario donde poder matricularse en una estética deportiva o una imagen más erudita digna de matrícula de honor.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *