Las dudas más habituales que despierta la protección solar

¿Qué diferencias hay entre una crema FPS 50 y una FPS10? ¿Sirve la fotoprotección oral? ¿Es necesario utilizar diferentes protectores para el rostro y el cuerpo? Skin Generics resuelve todas tus duda?

A pesar de que el número de personas que reniega de los protectores solares en verano y de los efectos negativos del sol sobre la piel sea residual, todavía somos muchos los que tenemos dudas entorno al tema. La mayoría de la población está sumamente concienciada de que protegerse del sol – utilizando cremas específicas, evitando las horas de mayor radiación, etc., – es el mejor hábito para evitar el envejecimiento de la piel y muchas otras patologías dañinas, pero, ¿lo sabemos todo en torno a la protección solar.

Hoy, con la ayuda de los expertos de Skin Generics y su inherente saber hacer coreano, intentaremos resolver las dudas más frecuentes.

¿Qué diferencias hay entre una crema FPS 50 y una FPS10?

Las siglas FPS aluden a Factor Protección Solar, un valor que mide la capacidad de protección de una crema frente a las radiaciones ultravioleta B. Éste funciona como un filtro entre la dermis y los rayos nocivos y protege de quemaduras de forma proporcional a su valor. Es decir, cuanto más alto sea el factor, mayor será la protección.

Por ejemplo, una piel protegida con una crema con FPS 30 no se quemará hasta que no haya sido expuesta 30 veces a una cantidad determinada de energía solar. Para entender esta regla hay que saber, primero, qué fototipo de piel tenemos, pues de él dependerá nuestra tolerancia al sol. Para poner un ejemplo, las pieles pertenecientes al fototipo 1 (las más claras) aguantan 10 minutos al sol sin quemarse, así que con la utilización de una crema con FPS 30 podrá exponer su piel al sol durante 300 (10 x 30) sin que ello suponga quemaduras. Aunque es orientativa y en su efectividad entran peculiaridades como el tipo de piel, esta forma de medir sirve como referencia.

¿Es necesario utilizar diferentes protectores para cara y cuerpo?

Este es, quizás, uno de los puntos más controvertidos para ponerse de acuerdo. Si nos centramos estrictamente en la función protectora de las cremas solares, es verdad que un mismo producto puede servir tanto para el rostro como para el cuerpo. Sin embargo, la piel de la cara es mucho más sensible y fina y, además, está más expuesta al sol. También tiene más peculiaridades: hay pieles grasas, pieles acneicas, pieles secas, pieles atópicas… En ese sentido, sería adecuado encontrar una crema solar específica para nuestro tipo de piel y evitar así consecuencias indeseadas como aparición de acné, irritación, etcétera.

Asimismo, es importante que la crema que utilicemos para proteger el rostro de los daños solares presente un factor de protección muy alto. Se aconseja un mínimo de FPS 30.

¿Impiden los protectores solares la absorción de la vitamina D?

La vitamina D es conocida como la vitamina del sol. La vitamina D se puede obtener mediante diferentes fuentes como la alimentación o suplementos vía oral pero sin duda alguna, la principal fuente de obtención de la vitamina D es la exposición moderada al sol ya que, como sabemos, la exposición prolongada al sol sin protección puede provocar daños irreparables para nuestra piel como quemaduras, aparición de manchas, etc.

En ese sentido, surge la duda de si los protectores solares impiden la absorción de la vitamina D. Según los expertos, a pesar de que teóricamente estos cosméticos pueden bloquear la absorción de vitamina D en la piel, casi nunca ocurre. Y es que tendemos a no aplicarnos de forma correcta las cremas solares o a exponernos al sol más de lo recomendado.

Sin embargo, a pesar de que con la crema protectora no obtengamos tantos niveles de vitamina D, la realidad es que no debemos negociar el fotoprotector. Desde Skin Generics recomiendan la utilización diaria de una hidratante con protector solar, como su crema Multi-protección FPS 30 con Niacinamide + Osmo’city 24% de complejo activo. Esta crema facial contiene un activo antipolución que crea un escudo protector en la piel y otro que forma una barrera cutánea contra la sequedad. Además, su activo RepairComplex® protege la piel de los daños producidos por los rayos UV, contrarrestando el envejecimiento prematuro.

Crema multi-protección FPS30 para rostro con Niacinamida y Osmo’city. PVP: 29,95€

Hay muchas dudas alrededor de la fotoprotección pero esperamos que una cosa te haya quedad clara: protege siempre tu piel del sol para que luzca sana y potencies tu belleza natural.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *